¿Buscas clientes?

Esto es para conseguir clientes de los buenos mientras haces un MBA de esos que son como ver series de Netflix, (o mientras ves las series de Netflix ya puestos)

Al grano, antes de que me tomes por un vendehúmos: tengo un curso de copywriting para email, gratis.

Va así, cada día recibes un email, con una lección ligera y certera como una saeta de ballesta. Juntándolos tienes una formación completa de email marketing. Sí, gratis.

Entonces, lees los emails de las próximas semanas, y con eso ya puedes estar vendiendo por email. Lo harás enviando emails dignos, bien hechos, que te traigan ventas, CLIENTES, solo con los emails.

Lo tienes aquí, te suscribes, y lo recibes a partir de ya mismo. Aquí:

¿Novedades? Para nada. Esto es para que tengas más clientes, lo consigues haciendo un email marketing bien hecho, y no esas plastas que se ven por ahí. Y es GRATIS.
Se trata de eso, de un curso de marketing por email hecho en email. Cada día una lección, sencilla, rápida y aplicable.

 

¿Esto mismo podría ser un curso de email marketing de pago? Sin duda, pero de momento será gratis.

El motivo es sencillo: Los mails que conforman el curso son para vender

O sea, yo ofrezco mis servicios por email, es lo que haré. Si los quieres bien, y si no no pasa nada. En cualquier caso, así es una gran ventaja para ti: aprendes viendo el contenido del curso y viendo su aplicación a la vez. Y ya lo puedes hacer tú también.

 Cada día: lo aplico y lo explico, un email al día.

Otra cosa: No diré que es curso más placentero del mundo mundial, (hoy en día hay hasta cursos de felaciones), pero te garantizo que aprenderás sin el esfuerzo de un curso, incluso divirtiéndote. Es porque una característica innegociable de todo buen email es que ha de ser entretenido.

Así que aprenderás entreteniéndote 3′ al día.

 

Una aclaración importante antes: ¿Quieres buscar clientes? Entonces no es este el curso. Este es para conseguirlos, no para buscarlos. No es lo mismo. 

Es que lo de ir a buscar clientes… A ver cómo te lo explico, no digo que no haya que tener clientes, sería idiota. Lo que digo es que, en vez de ir tú a buscarlos, es mucho mejor que vengan los clientes a verte a ti. Eso es lo que digo.

Entonces: tú estás trabajando, viendo Netflix o haciendo lo que te dé la gana, y mientras, en la cabeza de tu cliente pasan cosas. Nada raro pasa, las cosas normales que hacen que el mundo funcione, cosas de comprar vamos.

Así que mejor dejar lo de ir detrás de nadie. Perseguir a la gente inyecta plomo en tus venas, y te enrancias, te mustias. No, mejor que se pasen ellos por tu casa, con la tarjeta de crédito en la mano.

Tal como está lo del marketing hoy, lo que digo igual te parece raro, pero no debería. En realidad es lo de toda la santa vida, al menos hasta que el marketing online lo inundó todo.

Igual no te acuerdas, pero hubo un tiempo en que a la gente le decías Black Friday y pensaba que hablabas de una canción de U2.

Es así, ahora lo de vender parece un circo, con un montón de pistas. Demasiada comedia. Y con tanto show y echar cohetes, un ruido constante lo envuelve todo. Es fácil perder la perspectiva con eso, descentrarte.

Mira, aunque no lo parezca, no necesitas todo eso. Si te va la marcha perfecto, pero no te hace falta tocar tantas teclas, estar en tantos frentes.

Lo puedes ver con esta cifra, solo una: el 90% de los emails son entregados. O sea, envías el mail, no pagas nada y llega al 90%. Ojo, no lo digo yo, lo dice Forrester Research.

Y ahora mira alrededor, verás que sigue habiendo negocios que no necesitan lucir escote en Instagram o hacer el memo en TicToc, ni regalar bonus de valor incalculable, ni hacer descuentos locos el día del cumpleaños del perro. No hacen esas cosas, y aún así tienen la agenda llena.

En serio, observa con atención y verás alguno. Hay que fijarse un poco porque no son los que más llaman la atención, pero es que no hay que confundir vender con hacer ruido. No es lo mismo.

El email no hace ruido. Es un espacio íntimo, en el que el dueño y señor es cada cual. Tal vez por eso el 92% de los adultos usa el email. Pew Research ha publicado ese dato, y también que El 61% lo usa a diario. De los adultos, sí.

Así que si tienes una lista, y les escribes, casi seguro que les llega. Eso es así.

Y luego solo faltarán 2 cosas para que la pasta empiece a fluir desde la lista hacia tu cuenta, 2 cosas. 

  1. Que tengas algo interesante para ellos
  2. Que se lo sepas decir.

¿Tienes algo interesante que ofrecer a tus clientes? Es que es algo en lo que no te puedo ayudar. En lo que sí te puedo ayudar es en que abran, lean y compren. Es para lo que te sirve suscribirte aquí:

Aquí es donde te apuntas y te enseño lo de que tus emails funcionen. Y es GRATIS.
Se trata de eso, de un curso de marketing por email hecho en email. Cada día una lección, sencilla, rápida y aplicable.

Sigamos. En el titular no he puesto conseguir más clientes. He puesto “clientes de los buenos”, es distinto.

¿Cuáles son? Fácil, son los clientes que, cuando llegan, ya saben lo que hay y cómo va tu tema. Lo saben y es justo lo que quieren, por eso te buscan a ti. 

Con esos clientes te entiendes rápido, y todos contentos: Ellos contentos y servidos, y tú contento y pagado.

Todo bien.

La suscripción es para eso. No te prometo que harán cola en tu puerta, eso no puedo saberlo. Pero si vendes algo con pies y cabeza y haces esto bien, tendrás más clientes, mejores clientes, y serán ellos quienes vengan a buscarte.

Por supuesto lo del email no es un milagro, ni tienes que apuntarte a illuminati o algo así. Es tan simple como que ese trabajo ya lo has hecho antes, con calma, sin nadie tratando de exprimirte. Lo has hecho por email y se lo has mandado. Aquí te explico cómo se hace:

Sí, aquí te apuntas, ya sabes, para que vayan viniendo, a comprar. Lo haces con el email marketing. Y es GRATIS.
Se trata de eso, de un curso de marketing por email hecho en email. Cada día una lección, sencilla, rápida y aplicable.

Para acabar, no quisiera que pensaras que con todo esto he estado tratando de enamorarte. Me extrañaría mucho, pero por si acaso te lo explico aquí.

Ir arriba